Aliviar Reflujo Ácido Y Acidez Con Bicarbonato De Sodio[FUNCIONA]

Compartir Este Articulo
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

curar reflujo y acidez

El reflujo o también llamado reflujo ácido suele ocurrir cuando los ácidos del estómago se elevan hacia el esófago y esto ocasiona una sensación de ardor y hasta dolor en la zona inferior del pecho y suele producirse después de ingerir alimentos.

Cuando el reflujo se convierte en crónico puede llegar a lastimar las paredes del esófago y causar un daño de modo permanente. Muchas personas padeces de este problema y suelen consumir medicamentos antiácidos casi a diario, lo cual tampoco es conveniente.

Pero si realmente quieres aliviar tu sensación de malestar estomacal puedes hacerlo con bicarbonato de sodio para el reflujo, es un remedio efectivo que te permitirá una curación natural.

Ventajas de consumir bicarbonato de sodio para el reflujo

  • 1.- Gracias a sus propiedades naturales este ingrediente brinda alivio inmediato al reflujo gástrico.
  • 2.- Al padecer de reflujo, los ácidos del estómago causan indigestión y malestar, el bicarbonato de sodio actúa neutralizando esos ácidos estomacales y de esa manera evita el reflujo.
  • 3.- El bicarbonato de sodio es un excelente antiácido natural y es de acción rápida en el alivio del reflujo gástrico, acidez estomacal, indigestión y malestares del estómago.
  • 4.- Por su propiedad alcalina mantiene equilibrado el pH de la sangre que favorece a la reducción de ácidos en el estómago y por ende evita la aparición de los molestos signos de reflujo.
  • 5.- Se trata de un ingrediente natural y nos permite tratar esta afección de manera casera y natural.

¿Cómo aplicar bicarbonato de sodio para el reflujo?

Este ingrediente que nos brinda la naturaleza es perfecto para el tratamiento del reflujo y de otros problemas del tipo estomacal. Puede ser utilizado de distintas maneras y todas efectivas, los métodos más comunes son los que describiré a continuación.

 Método 1

En un vaso de agua diluya media cucharadita de bicarbonato de sodio. Revuelva bien y beba la preparación. Con esta bebida usted podrá aliviar el reflujo y a la vez le permitirá tener una mejor digestión.

 Método 2

Bicarbonato de sodio y miel para el reflujo

En una taza de agua tibia agregue una cucharadita de bicarbonato de sodio y una cucharadita de miel. Remueva la preparación hasta que los ingredientes se disuelvan y bébalo.

 Método 3: Limón y bicarbonato de sodio para curar el reflujo

En un vaso de agua, agregue una cucharadita de bicarbonato y unas gotas de jugo de limón. Mezcle bien y beba esta preparación que le brindara alivio inmediato.

 Método 4: Vinagre de manzana y bicarbonato de sodio

En un vaso de agua vierta media cucharadita de este polvo y agregue también dos cucharaditas de vinagre, se recomienda que sea el de sidra de manzana. Remueva bien los ingredientes y luego beba esta preparación. Se recomienda consumirlo con el estómago vacío y no más de 2 veces al día.

Cualquiera sea el método que usted elija para consumir el bicarbonato de sodio para el reflujo es aconsejable tomar la preparación con el estómago vacío. Preferentemente una hora antes o 2 horas después de ingerir algún alimento. Recuerde no consumir con el estómago lleno.

Recomendaciones

El bicarbonato de sodio es muy efectivo para tratar el reflujo y la acidez estomacal. Y si a la par de comenzar la ingesta de este ingrediente se deja de fumar, se evita el consumo de alimentos ricos en grasas o picantes, los resultados serán más duraderos.

Pero hay que tener en cuenta que su ingesta podría causar ciertos efectos secundarios en algunos casos como ser gases que causan distensión abdominal, eructos, distensión abdominal o molestias estomacales.

Esto puede ocurrir cuando hay una ingesta prolongada del bicarbonato de sodio que ocasiona una sobre neutralización de los ácidos estomacales. También pueden darse casos de aumento de la presión arterial sobre todo en personas con problemas de hipertensión, esto debido al exceso de sodio.

En ciertos casos el consumo del bicarbonato por espacios prolongados puede reducir el nivel de vitaminas del tipo B, ácido fólico y cromo. Si padece algunos de estos síntomas suspenda la ingesta de bicarbonato y no dude en concurrir a un profesional de la salud para que evalúe su situación particular. No es aconsejable la ingesta de este ingrediente en menores de edad, ni mujeres embarazas o en período de lactancia.

Compartir Este Articulo
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter