Beneficios y Propiedades Curativas De Bicarbonato [ANTISEPTICO]

Compartir Este Articulo
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

antiseptico natural bicarbonato

Este polvo es una sal ácida que la encontramos en casi todos los hogares, pero la mayoría de las personas solo conocen algunos de sus grandes beneficios. Suele ser muy conocido en el ámbito de la cocina, pero también es útil para realizar limpiezas profundas en nuestra casa, incluso es excelente para ciertos usos medicinales.

Estás demostradas sus cualidades alcalinizantes y antiácidas naturales, además son asombrosas las propiedades del bicarbonato de sodio como antiséptico, astringente y hasta posibles cualidades anticancerígenas.

Usos del bicarbonato de sodio como antiséptico

1.- Este polvo es perfecto para combatir problemas bucales.

Gracias a las propiedades antisépticas de este ingrediente natural lo hace ideal para eliminar las bacterias causantes de infecciones en la boca. El bicarbonato de sodio actúa alterando el ambiente donde existen bacterias y lo hacen inhóspito para su proliferación y de ese modo no permite que cause daños en la boca o causando caries en los dientes.

¿Cómo usarlo?

Existen dos maneras de utilizar este polvo para tratar afecciones bucales, ambas muy sencillas.

a.- Una opción es diluir directamente una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua, remover bien hasta que se disuelva y luego usarlo como si se tratara de un enjuague bucal haciendo gárgaras por algunos minutos.

b.- La otra manera es aplicar directamente el polvo en el cepillo de dientes y usarlo como si fuera una pasta dental. Procura cepillar bien los dientes pero con cuidado de no lastimar la zona de las encías.

2.- El bicarbonato de sodio es un excelente desodorante natural.

El exceso de sudoración y el consiguiente mal olor en las axilas es un tema muy desagradable que avergüenza y condiciona a quien lo padece.

Muchas veces no se trata sencillamente de un problema de higiene sino que puede estar asociado a problemas metabólicos por la ingesta de ciertos medicamentos o alimentos que causan un crecimiento de bacterias que se alojan en las axilas. Para estos casos el bicarbonato de sodio es perfecto ya que su aplicación permite neutralizar malos olores corporales.

¿Cómo usarlo?

a.- Al momento de ducharte puedes diluir un poco de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua y utilizarlo como enjuague en la zona de las axilas.

b.- Puedes aplicar el polvo directamente en la zona axilar previamente humedecida y frotar suavemente por un par de minutos, luego enjuaga la zona y seca suavemente.

c.- Otra opción es utilizar un recipiente y agregarle una cucharada de bicarbonato de sodio y unas gotas de jugo de limón hasta formar una pasta. Luego aplica esa pasta en la axila y frota con suavidad por unos minutos y luego enjuaga bien.

3.- Este polvo es ideal para combatir las infecciones urinarias y disminuir el dolor al orinar.

Todos sabemos lo desagradable que es padecer infecciones urinarias, esas constantes ganas de orinar y la sensación de ardor y dolor que se sienta al terminar de hacer pis.

Ante estos casos el bicarbonato de sodio es un excelente remedio casero que ayudara a aliviar esos síntomas y a la vez combatir la infección ya que su ingesta permite equilibrar los acidez de la orina.

¿Cómo usarlo?

Para combatir las infecciones urinarias bastara con diluir una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua natural, removerlo y beberlo. Este remedio natural tan sencillo te asombrara por sus resultados positivos.

4.- Permite combatir el acné.

La aplicación directa sobre la piel del bicarbonato de sodio permite acabar con el problema del acné, puntos negros y el exceso de grasitud en la piel. Las propiedades antisépticas y astringentes de este polvo permiten una limpieza profunda de la piel, limpiando los poros y regulando a su vez el pH y eliminando las células muertas que afean nuestra piel.

¿Cómo usarlo?

La forma más efectiva de usar este polvo mágico para tratar el acné es preparando una mascarilla con una cucharada de bicarbonato de sodio y un poco de agua.

Mezcla hasta formar una mascarilla con textura de pasta y aplica directamente en toda la cara, deja actuar durante 5 minutos y luego enjuaga. Seca sin frotar y para terminar aplica una crema humectante. Se aconseja aplicar la mascarilla por las noches.

Recomendaciones

Las propiedades del bicarbonato de sodio como antiséptico son innegables. Todos deberían probar y se asombraran por lo efectivo que es.

Es un remedio natural y por lo tanto no posee contraindicaciones. Lo que si hay que tener en cuenta que en los casos de aplicación externa de este ingrediente hay que tener en cuenta que en algunos casos podría causar ardor, irritación o enrojecimiento.

En la mayoría de los casos es solo por algunos minutos posterior a la aplicación. Por eso siempre se aconseja aplicar por las noches y en los casos de aplicación en la cara siempre aplicar luego cremas hidratantes. Si se aplica en la zona de las axilas, no use desodorante después de haber aplicado el bicarbonato. No se debe usar a diario en ninguno de los casos. Lo ideal es hacerlo 2 o 3 veces por semana.

Compartir Este Articulo
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter